olas inconsistencia

Inconsistencia

Hola! Qué te puedo decir, soy inconsistente, eso lo podés notar porque la última vez que publiqué algo fue en Febrero, al menos fue Febrero de este año 😅

Ni siquiera sé qué justificación puedo dar al respecto, no tengo ninguna válida, más que decir que es lo que soy, pero no quiero decir “así soy yo y no me vas a cambiar” porque es algo completamente inmaduro, somos seres humanos que necesitamos el cambio para sobrevivir, porque mejorar nos hace avanzar y tener mejores relaciones con los demás, no conozco a alguien que quiera estar sólo, sí a muchos (incluyéndome) que no nos gusta relacionarnos con otros seres humanos, o más allá del hecho de no gustar es el hecho de no sentirse cómodo en otros entornos, pero eso no quiere decir que no tengamos personas especiales con las que queramos compartir un café, una salida o una buena afilada de lengua (esto es una manera divertida y decente de llamar a la acción de chismear). 

Tampoco quiero culpar el hecho de estar en un país desconocido, porque si analizo mi pasado me doy cuenta que esto lo he venido cargando desde hace rato, probablemente desde que empecé a trabajar tiempo completo, allá por el 2012, así que son 7 años de inconsistencia, pero inconsistencia en qué? pues en mis metas, en mis retos, en mi rutina. Puedo empezar un Domingo o un Lunes o cualquier otro día con toda la motivación del mundo y pasar así unos 5-10 días seguidos y luego bam! bajón… 

Aunque sí quiero culpar formalmente al ciclo menstrual, hoy por ejemplo debo tener algún tipo de cambio hormonal porque la regla me viene pronto y me siento tan motivada que tengo 4 pestañas abiertas de Documentos de Google porque voy a escribir 4 artículos y no voy a dejar pasar el día de hoy sin escribirlos, pero mañana no sé cuál será mi estado de ánimo y cuándo toque el día en que me baje la regla será peor, probablemente no quiera salir de mi cama, no por sueño sino por falta de motivación. 

Estuve leyendo y hay algo que se llama motivación negativa, es parte de las técnicas de la depresión para que sigás cayendo en ese agujero, es cómo decirte a vos mismo “para qué hacer esto, no tiene sentido, descansá y recobrá fuerzas” bueno no es mi caso, tengo en mente cosas que sé que debo de trabajar, cosas que sé que deben estar listas y que sé que son importantes, sin embargo a veces no es motivo suficiente para salir de la cama. 

También quiero culpar a la procrastinación, que resulta ser que también es cómplice de la depresión. Eso de dejar las cosas para más tarde, o ver un vídeo de un búho estornudando (si querés ver el vídeo está aquí 😸 oe pero primero terminá de leer, falta poco), se trata de un signo de depresión y falta de manejo de las emociones, porque ver vídeos o ver las redes sociales y hacer scroll y perder la medida del tiempo nos hace sentir bien (aunque después nos arrepentimos por el tiempo desperdiciado), lo que pasa es que de esta manera se estimula la serotonina (también conocida como la hormona de la felicidad) recordá ese nombre, esa maje tiene que andar tuani siempre. Y como esto nos hace sentir bien, lo preferimos, nuestro cerebro en el momento lo interpreta como una recompensa, pero como es temporal, estamos volviendo cada hora (30 minutos, 15 minutos, 5 minutos) a ver nuestro feed.

No pretendo decirte la solución a esto, porque no la sé, pero es algo con lo que probablemente te identifiques, lo mejor que puedo hacer es decirte que reduzcas el tiempo que le dedicas a las redes sociales, es un círculo vicioso, lamentablemente nos mantiene en contacto con personas que están lejos. Haz un listado de las cosas que te motivan y que no necesites de un celular o de una computadora. Replantea tus objetivos y tus metas. Alimenta la serotonina de manera saludable, echale un ojo a este post

Disclaimer: no soy psicóloga… todavía 💪  

Fuentes

Featured Image by Dimitris Vetsikas from Pixabay

Reto de Lectura 2018

Antes de empezar a contarles sobre los libros que leí, debo decir que antes del 2018 no era una persona devoradora de libros, si acaso leía un libro al año, la única vez que leí “muchos” libros fue como en el 2011, leí la saga de Harry Potter, un par de libros de Paulo Coelho y la saga de Crepúsculo, bueno eso último es un episodio oscuro del que no quiero hablar 😐😅. Pienso que como desarrolladora es importante leer sobre otros temas que no sean necesariamente de tecnología, para empatizar con las personas y sus sentimientos y para tener diferentes puntos de vista, pues dicen que quien lee mucho, vive muchas vidas.

A inicios del año pasado, y como todos los años, me plantee metas serias y alcanzables, una de ellas leer, lo cual también intente en 2017 pero sólo leí 2 libros… emm bueno… el año pasado la meta era 10 libros, leí 8 y me siento satisfecha por haber estado a sólo 2 libros de lograrlo, seguramente muchos que lean este post dirán que 10 libros los leen en un mes, bueno felicidades, pero para una persona que no lee más de 2 libros AL AÑO, creo que es un buen comienzo, además hubo circunstancias que me impidieron leer por un par de meses. Con esta meta planeaba matar 2 pájaros de un tiro, les cuento porqué.

Para ir a mi lugar de trabajo debía tomar el transporte público, un bus que tomaba a unas cuadras de mi casa (si es que se detenía) con un viaje de poco más de la hora, donde si lograba sentarme lo que hacía era dormir 😅, pero decidí que ese tiempo, que era prácticamente el único tiempo libre que tenía disponible, lo podría usar para otra cosa 💡 esto surgió debido al comentario de otra persona, que escuchaba podcasts en su carro y así no se sentía tan agobiado por el tráfico, bueno ya que no tengo auto propio leer en el bus era buena opción y así empecé con el reto de la lectura, el cual se vio interrumpido a partir de Abril, en mi país los presidentes piensan que el país es su finca personal y todos nosotros les debemos favores que valen la vida.


Los libros que leí este año fueron:

  1. 1984 – George Orwell
  2. La luz que no puedes ver – Anthony Doerr
  3. Marianela – Benito Pérez Galdós
  4. El Extraño Caso del Dr. Jekyll y Mr. Hyde – Robert Louis Stevenson
  5. Nada se acaba – Margaret Atwood
  6. Un mundo feliz – Aldous Huxley
  7. El Preso 198 – Fabián Medina
  8. El túnel – Ernesto Sabato

Mi libro favorito sin duda fue La luz que no puedes ver, me transmitía muchas emociones, mucha curiosidad, se desarrolla durante la guerra y sus protagonistas son prácticamente unos niños, pero no es para nada una novela infantil o para adolescentes.

El libro que menos me gustó fue Nada se acaba, al final descubrí porque se llama Nada se acaba hasta que se lo conté a una amiga para que nunca en la vida lo lea, lo que sí se acabó fue mi tiempo y aunque Margaret Atwood es considerada una gran escritora, este libro ahora me deja con la duda de si debo leer algo más de ella.

Los libros que sin duda me dejaron mucho aprendizaje fueron 1984 y El preso 198, fue una gran elección empezar el año leyendo 1984 me dejó con los ojos aún más abiertos hacia la triste realidad de mi país, El preso 198 vino a confirmar y reafirmar que quienes gobiernan solamente se preocupan por el poder.

El extraño caso del Dr. Jekyll y Mr. Hyde, no sé si me gustó o no, en general el concepto sí, sobre la dualidad del ser humano, pero la versión que leí prácticamente contaba el libro en el prólogo, entonces perdió el encanto.

Leí Marianela sólo porque es uno de los primeros libros que me gustó, estaba en secundaria cuando lo leí por primera vez y pensé que sería bueno re-leerlo en esta etapa.

Un mundo feliz, que mundo tan raro, pero supongo que para muchos este es la realidad utópica donde quisieran vivir, una falsa libertad, como la que crece cada día en este mundo.

Y por último El túnel, muchos sentimientos encontrados, al principio me identificaba mucho con el protagonista, algunos de sus pensamientos sobre la sociedad coincidían un poco con lo que yo pienso, pero lo terminé odiando un poco.

Este año vamos por 12 💪🙇

Primera entrada del blog

Dejaré el título de esta página tal cual.

Soy Lavinia, mujer, nicaragüense y desarrolladora web. Creo en las mujeres y en su talento para desarrollar cosas increíbles. 

He decidido crear este blog porque tengo la necesidad de conocer y aprender, pero también de ayudar. Espero poder transmitir por este medio cosas que ayuden a las personas que están empezando en el desarrollo web y que puedan encontrar en mí algo así como una mentora. Publicaré todos mis “descubrimientos” en español, pero también los estaré compartiendo en otros medios en inglés (ja! la que sabe inglés!), aunque no será exclusivo para hablar de desarrollo, porque tengo otros temas que también me gustaría compartir.

Es diciembre y este año me había propuesto incrementar mi presencia en el desarrollo web, porque en mi país, al igual que en el resto del mundo, este sector está compuesto mayormente por hombres. A lo largo de mi experiencia he conocido muy pocas mujeres programadoras y siempre existe el mismo comentario: “En serio sos desarrolladora, nunca había conocido una, es raro que hayan mujeres que sepan programar”. Sin embargo esta meta se vio opacada por la situación socio-política del país, a partir de Abril de este año empezó una revolución que fue masacrada por los dictadores de turno, esto hizo que por varios meses el país prácticamente se detuviera, todos los eventos o actividades que se realizarían en el ámbito de desarrollo o creatividad se cancelaron.

Así que aprovecharé los últimos respiros del año para no dejar esa tarea sin terminar. Si te quedas y me sigues en este proyecto, ¡gracias!